Blog

¿Qué es la lana de roca?

  
     
  

Las principales materias primas usadas en la fabricación de la lana de roca son basalto, ofita y escoria, usándose el carbón de coque como fuente de energía. Estos materiales se introducen en un horno tipo cubilote y son fundidos hasta convertirse en el vidrio que se transformará posteriormente en lana de roca. Durante este proceso se genera una pequeña parte de deshechos, los cuales son reciclados mediante la introducción de los mismos de nuevo al horno en forma de briquetas.

Este proceso es beneficioso para al medio ambiente puesto que se sustituye materias primas por materiales de deshecho con composición química similar.

Por la propia naturaleza de los materiales usados en el proceso, la lana de roca tiene más porcentaje de componentes martensíticos que la lana de vidrio por lo que su punto de fusión es mucho más alto. Por esta razón los materiales fabricados a partir de lana de roca soportan más temperatura que los fabricados con lana de vidrio sin deteriorarse y son utilizados para algunos usos especiales en soluciones constructivas donde la resistencia al fuego es crítica, como por ejemplo en la fabricación de puertas cortafuego.
Son usadas como aislamiento acústico y térmico de forma que contribuyen de forma muy importante a la reducción del gasto en calefacción y aire acondicionado en la edificación y, por tanto, disminuyen el consumo de combustibles para estos fines y las consiguientes emisiones de CO2.